Reencuadra tus fotos

Aprende a recortar tus fotos en la propia cámara.

Dale salida a todos los millones de pixels que has pagado, que para eso sirven.

 

En cualquier caso, el consejo es que encuadres al disparar y que el reencuadre no sea necesario. Pero, si ves que la composición se puede mejorar, puedes explorar esta opción de reencuadrar tus fotos desde tu Exilim. ¿Qué preguntas te tienes que hacer para averiguarlo?

 

¿Sobra algo en la foto? ¿Se echa de menos algo? ¿La relación de aspecto (ancho:alto) es la adecuada? ¿Se encuentra el elemento central de tu foto en el punto adecuado? El encuadre (y reencuadre) es esencial.
Compensación. ¿Existe balance entre los elementos de tu foto? ¿Hay una fuerte descompensación? Si es así, ¿ayuda a contar la historia de la foto?
Reglas de Composición. ¿Qué reglas de composición sigue la foto? ¿Observa la regla de los tercios? Si no lo hace ¿ha conseguido con éxito romper las reglas de composición y obtener un resultado bello? ¿juega con las líneas de alguna manera?